jueves, 14 de enero de 2016

Las redes Wifi clandestinas

Imagen de una cubana conectada a Internet

En mayo de 2014 el Gobierno cubano comenzó a prestar atención a las redes Wifi clandestinas establecidas en la isla. 

Ya sabían de su existencia con antelación, pero no fue hasta la entrada de la red nacional de puntos Wifi cuando se inició el desmantelamiento de estas redes inalámbricas.

En el pasado verano también se llevaron a cabo diversas redadas en algunos barrios del país.  

Los usuarios de estas redes son detenidos y su material confiscado. Ellos se defienden argumentando que únicamente utilizas las utilizan para jugar y compartir archivos. Sin embargo, el Gobierno no quiere que sus ciudadanos accedan a Internet sin pasar por el servicio Nauta, de forma que puedan estar monitorizados.

Redes clandestinas para compartir

Estas redes funcionan gracias a potentes dispositivos que multiplican la señal inalámbrica. Algunos de estos aparatos cuestan alrededor de 200 dólares en el mercado negro.

Al poner en marcha la red, muchos vecinos pagan una cuota más económica que el servicio Nauta y que les proporciona mayor calidad para informarse, comunicarse y/o compartir archivos en Internet.

En un reportaje de la cadena Univisión, Fidel Alejandro Rodríguez, profesor e investigador de la Universidad de La Habana, señaló que estas redes están perfectamente organizadas y cuentan con foros de ayuda para todo el que la requiera. Además indicó que el portal más utilizado de la red contaba en ese momento con más de 7.000 usuarios.

Hay otras formas para conectarse a Cuba que rozan la ilegalidad. Si nos acercamos a alguno de los puntos Wifi de la isla, encontraremos a "bisneros" o negociantes callejeros ofreciendo conexión a Internet más económica que la que vende ETECSA.

Actualmente, la empresa estatal vende tarjetas de conexión a partir de 10 CUC, lo que permite 5 horas de conexión. Lo que hacen los negociantes es ofrecer conexión a redes inalámbricas a la mitad del precio del oficial a través de aplicaciones como Connectify Hotspot.

El Gobierno sabe de la existencia de estos "mercaderes" e incluso habla de ellos en su medio oficial Granma, donde dice que los clientes saben que al "aceptar esta variante se reduce la velocidad de navegación y potencialidades de conectividad originales".

El sueño del libre acceso a Internet

Existe una campaña en favor del libre acceso a Internet de la Fundación for Human Rights in Cuba, denominada Conecta Cuba. Mediante vídeos, fotografías, noticias y una petición en Change.org, tratan de involucrar a los cubanos para que, según la campaña, "hagan saber al mundo sobre la situación de las familias cubanas, privadas de las oportunidades sociales y educativas que ofrece Internet".

No hay comentarios:

Publicar un comentario